lunes, 14 de noviembre de 2016

Entrevista a Jorge Fernández Díaz



Bibliografía de Jorge Fernández Díaz


Jorge Fernández Díaz nacido en la ciudad de Buenos Aires en 1960, es un escritor y periodista argentino. Durante treinta años fue reportero de sucesos, periodista de investigación, analista político, editor de diarios y director de revistas. Ha dirigido Noticias, el semanario más polémico y perseguido de la Argentina, y dirige actualmente adn Cultura, el suplemento cultural del diario La Nación de Buenos Aires. El dilema de los próceres, Fernández, Corazones desatados y La segunda vida de las flores, sus libros de ficción, se han convertido en auténticos best sellers en Argentina. Mamá, la crónica novelada acerca de un madre asturiana e inmigrante que publicó Random House en Sudamérica y RBA en España, fue un verdadero boom editorial. Recibió la Medalla de la Hispanidad, que le otorgó el gobierno español y la comunidad española en Argentina; el Konex de platino como el mejor redactor de la década y recientemente el Atlántida, con el que los editores de Cataluña premiaron su labor periodística a favor de los libros. La logia de Cádiz fue una las novelas más leídas durante 2009 en Argentina e instaló a Fernández Díaz como uno de los grandes referentes de la literatura de ese país.

Nuestro próximo libro: El puñal



Remil es un viejo soldado, excombatiente de las Malvinas que trabaja para el coronel Cálgaris en La Casita, uno de los departamentos más confidenciales de los servicios secretos argentinos y que no aparece en ningún mapa. Su moral es elástica y su ética se detiene allí donde lo ordena su jefe, como todo en La Casita, un lugar donde la ley es ambigua, impera el juego sucio, y donde todo vale para conseguir información con el objetivo de manejar a políticos, jueces, empresarios, actores o futbolistas. Él es el soldado perfecto, un héroe infame, como se llama a sí mismo, que se verá envuelto en una trama inédita de corrupción que afecta a las más altas esferas de la casa Rosada y traspasa las fronteras del país. “Así que eso somos, amigos. Ni héroes de corazón puro ni héroes cansados. Solo somos héroes infames. Aventureros sin moral en los desagües de este país lleno de gente honesta y desinteresada”. Cuando Remil recibe la orden de proteger a Nuria Menéndez Lugo, una abogada española que ha llegado a Argentina para hacer negocios y que está especialmente interesada en el sector vitivinícola del país, empieza su descenso a un infierno de violencia, manipulación y engaño. Porque “en esa foto personal e imaginaria, la dama blanca viste de negro y tiene las facciones duras y a la vez sensuales. Parece una asesina a sueldo, pero en realidad es una emperatriz provista de un puñal. Y resulta que ese puñal vengo a ser yo”. También es un camino hacia una atracción prohibida e imposible, la que siente por su esquiva y tiránica jefa, que acabará jugando en su contra y le llevará hasta el final de una historia que ni siquiera es la suya.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Recomendamos: El amor en los tiempos del cólera.





Cuando un libro te enamora, te arrebata, es fácil recomendarlo y eso es lo que me ha pasado con esta gran obra, El amor en los tiempos del cólera.



Es una novela maravillosamente escrita, con descripciones ágiles y de fácil visualización. Emotiva, divertida, con personajes difíciles de olvidar, no sólo los protagonistas sino todo el elenco de seres que de una u otra manera van surgiendo y que añaden humanidad y sensibilidad a la obra, en la que se entrelazan distintas historias y muchos y variados temas que fluyen en perfecta armonía y ritmo para llegar al magistral desenlace de la misma.


Al igual que el río, protagonista en gran parte de la novela, navegas por ella con la necesidad de seguir pero con la certeza de que el viaje acabará y probablemente retomarás su andadura releyendo todo aquello que te ha emocionado.

Es sin duda uno de los libros que recomiendo como imprescindible.
                                                                                                                         Mercedes S

El libro preferido de mi escritor preferido. ¿Qué creéis que puedo deciros? ¡Por favor, leedlo! Lo leí hace mucho tiempo y me dejó prendada, ahora vuelvo a leerlo y me ha dejado aún más. García Márquez nos narra una historia de amores contrariados en la que toca elegantemente, incluso cuando utiliza toques de humor, los sentimientos y las vivencias de unos personajes a lo largo de toda su vida. Te adentra en las emociones de una vida en pareja, y de otras que quizá debieron ser, o no. Es fácil de leer y te ves tan metido en él, que te costará decidir en qué página lo acabas hoy para seguir mañana. Es un libro de los que te llenan mientras lo lees, y cuando lo acabas, se nota el vacío. Es un libro que no hay que dejar de leer.
                                                                                                                                      Laura

Es la segunda vez que disfruto de este precioso libro. Ha sido un reencuentro dulce y mágico. Leer a García Márquez es siempre un lujo y un disfrute. El amor en los tiempos del cólera te transporta a otra época en la que amarse era más díficil, pero el amor es intemporal y te puedes sentir identificada con situaciones, personajes, pensamientos y reflexiones que reconoces casi como tuyas. Su lectura es ligera aunque aborda los grandes temas que nos preocupan universalmente. el amor, la muerte, la vejez, el tiempo perdido...
Además toda la novela tienen un  fino y sutil humor que hace que leas con una sonrisa casi permanente.
Es un libro imprescindible en cualquier biblioteca personal. Os recomiendo su lectura y... su relectura.
Rita


iQué maravilla de libro!.  Una joya que todos los lectores deberíamos tener en casa. Es un libro que no te cansas de leer y releer.  Una historia de amores contrariados. De amores maduros que han esperado toda una vida, desde niños para juntarse. También tiene su toque de humor que te la hace más divertido. Para mí uno de mis libros preferidos, porque además del libro es su autor: García Márquez que me encanta y cómo decía alguna de mis amigas (parece que está escrito por un mujer) y es verdad porque esa forma de pensar y contar las cosas es muy de nosotras. Léanlo por favor.
                                                                                                                                        Pepa


Autor imprescindible en nuestra biblioteca. El punto de vista del autor sobre el amor, es  autentico y natural. Las situaciones cotidianas se desarrollan  de tal forma que te ves reflejada en multitud de situaciones y con anécdotas muy cómicas. Me gusta como detalla el amor entre personas muy mayores, sus dudas, sus emociones y deseos. Además trata temas muy actuales, aunque estamos hablando de principio del siglo XX. A todo esto se le suma la forma peculiar de mezclar lo que une lo real con lo mágico, crenado un universo fascinante. No dejéis de leerlo.

Inés
 
Y temiendo llegar al final, se acabó la historia. Es un magnífico libro, donde se entrelazan las historias de los personajes, en un va y ven y no te pierdes. Divertida, emotiva y a veces triste, pero engancha. Me ha gustado mucho y la recomiendo porque creo que no se debe dejar de leer esta gran obra de García Márquez, una de las mejores. Animo a leerla y releerla.
                                                                                                                                           Ana

Es una de las historias de amor más hermosas que jamás he leído. La historia de un primer amor que comienza en la adolescencia y continúa cincuenta y tres años después... toda una vida.
La historia de un amor que perdura más allá de los desprecios, las ilusiones, las pasiones e infidelidades o el abandono. Amor y desamor que recorre todos los momentos de la vida de un ser humano y que cambia con el paso del tiempo hasta convertirse en el amor entre dos ancianos.

Realmente hermoso.                                                                                            Mercedes R.

Impresiones del X guateque lector.


Nuestro X Guateque fue en la casa de Inés. Nos esperaba emocionada y guapísima, con un vestido divino y un gorro por tocado. Espectacular. Saludos, cariños y mimos entre nosotras. Un ambiente cálido y acogedor como es habitual cuando nos reunimos. Una preciosa pulsera para cada una, traída desde Granada por la anfitriona, el maravilloso photo call que Ana hizo para el anterior guateque y que amablemente trajo para que Inés y yo posáramos. Y una sesión de fotos de todas estupendas con gorros de Rita para recordar ese glamour de Fermina. Fue genial.
A pesar de la ausencia de Manoli, disfrutaba en Madrid y de que Ana sigue algo pachucha aunque no se perdió el guateque, la noche fue emotiva y muy muy agradable. Brindamos, como no, con cava y degustamos espléndidas viandas (tal vez desde mi punto de vista la cena más acorde con la hora de nuestro encuentro guatequero). Hablamos del libro, que nos ha subyugado a todas, leímos y comentamos algunos párrafos del mismo, entre risas y conversaciones interesantes nos encontramos de nuevo muy cómodas y cercanas. Una gran noche para un estupendo grupo de mujeres que gracias a la lectura cada vez nos sentimos más cómplices y con mayores lazos entre nosotras.
Otra noche increíble. Gracias Inés por tu hospitalidad.
                                                                                                                                             Mercedes S.


Hoy nos acogía Inés en su casa, que desde que vive aquí, es la primera vez que hacemos un guateque lector en sus dominios. Sé que estaba nerviosa y con muchas ganas de recibirnos. Nosotras también teníamos ganas de compartir con ella esas sensaciones. Y, “mi niña”, ha sido una noche muy bonita, llena de risas, charlas divertidas y no tan divertidas sobre nuestra lectura y otros temas cotidianos. Todo acompañado, como viene siendo habitual, de una comida estupenda y, en esta ocasión, ambientadas con música operística como hemos creído que lo requería el libro protagonista de la noche. Gracias por abrirnos tus puertas.
Manuela, hemos notado tu ausencia.
                                                                                                                                      Laura


Aaainch que emoción, una reunión en mi casa. Hace más de un año que comenzamos este proyecto, y al vivir fuera, no había podido disfrutar de placer de ser la anfitriona de un Guateque Lector.

Como siempre buenos caldos, buenas viandas y música acorde con la banda sonora del libro, opera.  Nos disfrazamos y nos reímos. Pero lo más importante, el objeto de nuestra reunión, EL LIBRO, el protagonista. Los temas que nos surgieron a raíz de leerlo…buffff, yo diría que todos. Hablamos de los primeros amores, los amores que duran toda la vida, los amores fugaces, los amores contrariados, la eutanasia, la vejez, la amistad, las mujeres nacidas fuera de época y  las mujeres de todas las épocas y las viudas del libro jajaj 


Mujeres fue una noche estupenda y emotiva, lo único que falló fue la ausencia de Manuela.
Inés
 
Celebramos el X guateque lector, en casa de Inés. Nos esperaba con esa alegría que le caracteriza. Estábamos todas menos Manoli. Fue una noche divertida nos probamos todo tipo de gorros, con sus correspondientes fotos. Brindamos con cava, la cena genial. Entre risas, confidencias....lo pasamos estupendamente, como siempre! Gracias Inés.
                                                                                                                                           Ana

En esta ocasión Inés nos recibió en su casa. Detalles curiosos adornaban la mesa, loro multicolor incluido, y hasta tuvimos unos lindos sombreros para ambientar la cena. Y regalos para todas de uno de los recientes viajes de las hermanas Olmo. Música ambiental, un libro para el que no tengo palabras que le hagan honor, y unas mujeres adorables.
La cena fue un placer.
                                                                                                                             Mercedes R.

Como siempre ya estábamos deseando que llegara el día. Todas nerviosas y con ganas. Sobre todo Inés, la anfitriona. Que además era la primera vez que lo hacíamos en su casa. Había preparado un montón de gorros preciosos y todas nos lo fuimos poniendo y haciéndonos fotos con ellos. Yo llevé unas boas también para disfrazarnos. Fue muy divertido. Y ya lo de siempre brindis con cava, bizcocho de chocolate, (buenísimo), las charlas sobre el libro y cómo no, también de cosas nuestras .Los menús, que cada vez los superamos. Otro guateque inolvidable. Gracias a Inés que nos recibió encantada y muy guapa. Faltó nuestra amiga Manoli, pero claro es difícil coincidir todas. Ya esperando el próximo.
                                                                                                                                                         Pepa




Poniéndole caras a nuestros protagonistas.

 
 

jueves, 10 de noviembre de 2016

El resto de las guatequeras lectoras... a punto.


Nuestra anfitriona... preparándose para el X guateque lector


Esta vez, nuestra anfitriona es Inés que como veis está ya ensayando para recibirnos.
Como ya es habitual en nuestros guateques lectores tenemos tiempo para comentar la lectura y para divertirnos y compartir momentos especiales.
Ya sabéis... lectura de fragmentos o frases que nos hayan emocionado, impactado o que nos hayan parecido interesantes para debatir, es cucharemos, ópera, comentaremos nuestras tareas y nos reiremos seguro, seguro.
Nos vemos muy prontito...

martes, 1 de noviembre de 2016

Las recetas de berenjenas que Fermina Daza no hubiera probado nunca



“Iban a cumplirse dos años de correos frenéticos cuando Florentino Ariza, en una carta de un solo párrafo, le hizo a Fermina Daza la propuesta formal de matrimonio… Entonces fue Florentino Ariza quien le vio la cara a la muerte, esa misma tarde, cuando recibió un sobre con una tira de papel arrancada del margen de un cuaderno de escuela, y con la respuesta escrita a lápiz en una sola línea: Está bien, me caso con usted si me promete que no me hará comer berenjenas.”



Receta de Mercedes Sempere: berenjenas rellens de calabaza y anchoas





BERENJENAS A LA CREMA CON GAMBAS Y JAMÓN. (Laura)

Ingredientes:
4 berenjenas, medio litro de leche, 50 gramos de queso gruyere rallado, una taza de caldo de carne, una cebolla, 4 dientes de ajo, una docena de gambas, 50 gramos de jamón serrano, 2 decilitros de aceite, 100 gramos de harina, pimienta y sal.

Elaboración:

Se fríen en una sartén con el aceite los ajos. Salar y enharinar las berenjenas peladas y cortadas en rodajas de 2 centímetros de grueso, y freírlas. Se secan y se ponen en una fuente con las gambas crudas y el jamón por encima. En otra sartén, se ponen 4 cucharadas de aceite donde se han frito las berenjenas, y se fríe lentamente la cebolla muy picada. Cuando está dorada, se añaden 2 cucharadas de harina, y cuando está tostada, se incorpora poco a poco la leche y el caldo hasta conseguir una crema fina. Salpimentar. Cubrir las berenjenas con esta crema, espolvorear con el queso rallado y gratinar.


COCA DE BERENJENA CON QUESO Y TOMATE. (Rita)








Ingredientes:

·         2 láminas de hojaldre

·         12 anchoas en aceite

·         100 gr. de queso tierno

·         2 berenjenas
·         28-30 tomates cherry
·         2 dientes de ajo
·         aceite de oliva
·         sal
·         25 gramos de piñones
·         hojas de albahaca
·         perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de Coca de queso, berenjena y tomate:

Corta los tomates cherry por la mitad, colócalos en una bandeja apta para horno, sazona y hornea (con el horno precalentado) a 200º C durante 5-6 minutos. Reserva. Corta 4 rectángulos de las láminas de hojaldre. Cubre una bandeja de horno con un papel de hornear y coloca encima los rectángulos de hojaldre. Cubre con otro papel de hornear y coloca encima un peso para que no suban.Hornea (con el horno precalentado) a 200º C durante 18-20 minutos. Retira el peso y el papel de hornear superior y reserva los hojaldres en la bandeja de horno.
Limpia las berenjenas y córtalas en lonchas de medio centímetro. Extiéndelas sobre una bandeja, sálalas y deja que suelten agua durante 20 minutos. Pasado este tiempo fríelas brevemente en una sartén con un poco de aceite. Reserva en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Pela y pica los dientes de ajo y colócalos en el mortero. Añade las hojas de albahaca picaditas y maja. Vierte un chorrito de aceite y sigue majando. Unta los hojaldres con el majado, reparte sobre ellos las lonchas de berenjena y coloca encima una loncha gruesa de queso. Reparte por encima los tomates cherry, las anchoas y los piñones. Gratina en el horno hasta que se funda el queso. Sirve y decora con una ramita de perejil.
 

MILANESAS DE BERENJENAS. (Mercedes R.)

Ingredientes para 4 personas:

3 berenjenas
3 huevos
Pan rallado con ajo y perejil
Mostaza y sal

Para gratinar:
4 tomates maduros medianos
Orégano, albahaca, ajo deshidratado
Queso emmental rallado

Preparación:
Pelar y cortar las berenjenas a lo largo de 1 cm de grosor
Salar ambos lados y colocar en un escurridor durante media hora.
Escurrir  y secar bien. Introducir en el batido de los 3 huevos con la cucharadita de mostaza, sal y pimienta.
Pasar por el pan rallado presionando el pan con un tenedor.
Freír en abundante aceite caliente. Cuando se doren, sacar y secar el aceite en papel absorbente.
Pelar y cortar los tomates en dados. Poner en la sartén con aceite y los condimentos y una cucharadita de azúcar para bajar la acidez.
Retirar del fuego cuando estén blandos.
Poner en una fuente de horno untado de mantequilla y pan rallado una capa de milanesas, luego cubrir con los tomates y espolvorear con el queso emmental.
Poner en el horno hasta que el queso comience a dorarse.
Tomar caliente.

PASTEL DE BERENJENA (Pepa)
Ingredientes:
2 kg de berenjenas
300 cm3 de aceite de oliva
3 calabacines
3 pimientos rojos
3 pimientos verdes
3 zanahorias
8 huevos, pimienta, romero, sal y tomillo

Preparación:
Pelar y cortar en láminas las berenjenas. Pasan por aceite de oliva en la plancha. Cortar en cuadraditos las zanahorias, pimientos y calabacines. Saltear con aceite, salpimentar y añadir tomillo y romero. Mezclar los huevos. En una placa untada con mantequilla, se coloca una capa de berenjenas y una del picadillo de verduras. Se repite el procedimiento hasta que se acaben los ingredientes. Finalmente, se lleva al horno a temperatura moderada. Se puede agregar queso parmesano o mozzarella por encima.

Paté de berenjenas (Inés)


Nuestra ciudad más hermosa del mundo





La ciudad vinculada a mis años más felices, es sin duda Madrid. Donde crecí, me hice mujer y aprendí mucho de lo que hoy en día se. Pensé escribir sobre Estambul, ciudad mágica y viva siempre en mis recuerdos, pero era traicionar a la ciudad que me hizo crecer como persona.
Madrid fue para mí el descubrimiento absoluto de todo. Las primeras nevadas, unos inicios con ocho años en una casa prestada por unos tíos que emigraron a Alemania.
La separación diaria de mi familia desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, pues el colegio estaba muy lejos y era muy especial. Convivía con niñas muy distintas a mi en todos los aspectos. Tuve que aprender deprisa.
Conocí los primeros amores adolescentes y me enamoré de la Sierra madrileña donde hice algún que otro pinito escalando.
Descubrí el Teatro, las grandes avenidas y el poder deambular libremente por ellas, el metro , los museos, las primeras manifestaciones y los primeros conciertos. Allí estudié y tuve la oportunidad de conocer a gente increíble que luchaba y creía en otro tipo de educación y de escuela. Y como no conocí también el Amor y la Amistad con mayúscula.
Madrid sigue siendo un referente en mi vida, en mis sueños, en mis tropiezos y en mis aciertos. Por eso necesito volver de vez en cuando. Es como reencontrarme con un pasado fascinante que me hizo ser en parte como soy. No es añoranza, es agradecimiento, es amor, es el saberme cómplice con un lugar y un poquito dueña de algunos rincones que siempre estarán asociados a vivencias únicas y enriquecedoras.
Sin lugar a dudas es mi ciudad. Madrid.

Mercedes Sempere



Lugares especiales, no ciudades especiales en mi caso. No asocio momentos felices a ciudades, sí lo hago con amigos en unos casos y con familia, en otros. Sí es cierto que se dan en sitios concretos, pero no destaco una ciudad. Pueden ser momentos de mi infancia con la familia en la cocina de casa de mis padres alrededor de mi madre, mientras ella cocinaba esos ricos platos que a todos nos gustaba, y lo hacía entre risas compartidas con nosotros. Esas noches de tormenta, cuando nos quedábamos a oscuras, y a la luz de velas mi madre nos leía o nos contaba historias. Pueden ser momentos de aquellas tardes de invierno, en las que ya oscureciendo porque el sol se iba antes, un grupo de amigos compartíamos secretos sentados en el césped. Crecer con amigas y compartir experiencias. Cuando sentí que había alguien que me hacía sentir de forma diferente por primera vez. No podré olvidar, sin duda, el momento en el que mis hijos nacían y podía achucharlos después de nueve meses. Cada momento en el que ellos aprendían y se iban haciendo personitas. Momentos especiales compartidos en mi hora preferida, el ocaso…


                                                                                                                                        Laura
 
Barcelona es mi ciudad. La ciudad de la que conservo diferentes recuerdos... felices y no tan felices. Dicen que nuestra patria es la infancia y yo añadiría también la adolescencia y allí pasé ambas. Dos etapas de la vida que te marcan y a las que vuelves repetidamente a lo largo de la vida. Edades de descubrimientos, edades donde se traspasan límites familiares, personales, políticos y conformas tu carácter. En el barrio de la Barceloneta transcurrió mi infancia donde mi paisaje era el mar. Venía de la escuela, subía la escalera de tres en tres, soltaba los libros y corriendo hacia la playa. Cuando vuelvo a Barcelona me reconozco, soy de allí... Olores, sabores, rincones y lugares especiales que sin querer te llevan a otros tiempos vividos. 
También tengo recuerdos felices de ciudades que ni siquiera he conocido, como Castellón. Allí cogí un tren que fue decisivo para mí ... conocí a mi compañero de vida, camino a Barcelona. Sin duda, se merece una visita. 
En mi ciudad actual nacieron mis hijos, encontré mi primer trabajo asociado a la enseñanza. Lo recuerdo como si fuera hoy, una tarde de lluvia, dando saltos como una loca. También llovía cuando nacieron mis hijos. Y ahora mi vida está llena de recuerdos felices aquí, en la Línea, donde ha transcurrido la mayor parte de mi vida, rodeada de buenos amigos y amigas.

Rita


Me cuesta mucho decidirme por una u otra ciudad. Son muchas y de cada una me quedo  algo. Tengo un grato recuerdo de Salamanca. No sé si porque era muy joven y la primera vez que salía de casa, quiero decir sin mis padres y bueno, después del viaje de estudios.  Era mi viaje de novios y recorrimos en nuestro Seat 127 toda España, pero me quedo con Salamanca, ciudad preciosa. Tiene un encanto sin igual. Sus calles, su casco antiguo, su historia. Todavía recuerdo cuando fui a ver  la universidad, creo que una de las más antiguas del mundo y me emocioné al ver la firma de Cervantes y otros. La casa de las Conchas me encanto, no vi la rana. La Plaza Mayor, el Convento de San Esteban. Todo su encanto. He vuelto más veces y siempre me llevo un buen sabor de boca.

                                                                                                                                         Pepa

Viví unos años felices en Barcelona, mi ciudad natal. Creo que es la ciudad más bonita del mundo. Mis recuerdos los asocio especialmente a una época llena de música, amistades y amores contrariados.
En la adolescencia me rebelé contra todo, y en Barcelona descubrí la libertad de poder verter toda esa revolución que bullía en mi interior. Los sábados cogía el metro ¡sin permiso claro! para escaparme al centro de la ciudad. Me fascinaba el encanto de la  decadencia de Las Ramblas y del barrio chino de los años ochenta, por aquel entonces descubría el Rock y el Punk y me iba a locales como Les Enfants, wawanko o la sala Tequila.  Más adelante, emancipada y con otras bandas sonoras,  descubrí la noche de la gran ciudad, el teatro, los conciertos en pequeños locales recónditos, los vermuts de los domingos al mediodía. Sobretodo me cautiva la heterogeneidad de la gente y la libertad del anonimato de Barcelona. 
Viví algunos amores contrariados, que aun guardo en una parte de mi memoria, reservada para momentos íntimos que con el tiempo, los recuerdo con cariño.

Inés

Para mí la ciudad más hermosa es Granada, aunque tengo recuerdos de los pueblos donde he vivido. Destaco Granada porque es mi provincia de nacimiento. Desde los dos años viví fuera de ella en la sierra norte de Sevilla y La Línea. Mis viajes desde la infancia eran a ver a los abuelos y titos que vivían en el pueblo. Cuando íbamos un día se lo dedicábamos a ir a la capital. Visitábamos a mi tío que vivía en el Albaicín, en un Carmen. Me encantaba jugar por el jardín y sobre todo mirar hacia arriba y ver la mejestuosidad de la Alhambra. En el jardín había un árbol, un caqui. Mi pueblo por supuesto marcó mucho mi infancia, pues tenía muchas amigas, que nada más bajarme del coche ya me estaban esperando para que me quedara a comer y dormir con ellas. Pero otro pueblo que si me dejó huella era Cazalla de la Sierra, en su término había una central de Sevillana, donde trabajaba mi padre. Se llama La Ganchoza. Cuando me vine tenía 6 años. Me dio mucha pena, estaba en medio de la sierra. Podía escuchar el aullido de los lobos, vivía en plena naturaleza. Estuve años y años soñando que volvía a vivir allí. Volví en dos ocasiones. Se vivía muy bien allí.
                                                                                                                                           Ana