domingo, 6 de marzo de 2016

Chiyo Ni: El haiku femenino (1703- 1775)

Escritora de haiku japonés del período Edo y  quizá la más importante de las mujeres que han escrito haikus.
Nació en Matto, provincia de Kaga y comenzó a escribir a los 7 años. A los 12 se convirtió en discípula de Matsuo Basho y a los 17 años se había vuelto muy popular en todo Japón por sus poemas.
Aunque muchos de sus escritos hablan sobre la naturaleza, busca  unir lo humano con ésta en sus composiciones.
Los maestros de Chiyo ni,  fueron los discípulos de Basho y se mantuvo fiel a la escuela aunque desarrolló su propia voz.
El desarrollo de su obra va de la mano con su trayectoria personal. Se casó y enviudó muy joven  y perdió a su hijo pequeño.
Su profundización en el budismo  la llevó a convertirse en monja, en la temática de sus obras cada vez cobra más fuerza la comunión con la naturaleza.
En sus haikus el agua es un símbolo de la comprensión clara de las cosas y la utiliza  a menudo para representar la naturaleza.
Aunque no tuvo una escuela, mucha gente de su época admiraba su estilo de vida siguiendo el camino de haiku y sintieron que “incluso siendo una mujer” tenía algo en común con Basho.
El poeta de haikus Shoin escribió sobre ella “El estilo de Chiyo ni,  es claro, como el jade blanco, sin adornos, sin pulir, natural. Su vida y su estilo de escritura son claros. Vive como si durmiera sobre una almohada de piedra y se lavase los dientes con agua de manantial. Es como un pequeño pino que expresa un estilo femenino sutil, fresco y hermoso. Chiyo conoce el Camino, está en armonía con la Naturaleza.”

Fragancia de flores   
Incluso en la hierba
A lo lejos…
  
En el llano y la montaña
Todo parece inmóvil
Esta mañana nevada

 Flores de luna
Cuando la piel de una mujer
Es revelada

Los años que pasan
Las cosas que nos irritan
También son agua que corre

La rama en flor del ciruelo
Otorga perfume
Al que la corta

Sobre el arroyo 
Persiguiendo su sombra
La libélula

 Las hojas verdes y las hojas secas
Son iguales
Bajo la nieve

Enredar o desenredar
El sauce
Depende del viento

Lluvia de primavera
Todas las cosas
Parecen hermosas
Información de: Chan Wuwei

1 comentario:

Mercedes dijo...

Me parecen preciosos los Haikus y una vez que empiezas a escribir alguno la imaginación se dispara y fluyen. Preciosa actividad.