domingo, 27 de marzo de 2016

Entrevistas con Eduardo Mendoza

SOBRE LA LECTURA




Breve introduccion a El asombroso viaje de Pomponio Flato



Sobre la narrativa española


Se acabaron las vacaciones... Volvemos con El asombroso viaje de Pomponio Flato

En el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos. El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el más extraordinario de los clientes: el hijo del carpintero, un niño candoroso y singular, convencido de la inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto. 

Cruce de novela histórica, novela policíaca, hagiografía y parodia de todas ellas, El asombroso viaje de Pomponio Flato es la obra más insólita e inesperado de Eduardo Mendoza, y también una de las más ferozmente divertidas. 

Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballerías, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye, al mismo tiempo, una nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad novelesca.

domingo, 13 de marzo de 2016

Recomendamos leer.."El amante japonés".


El amante japonés es la Historia de un amor pasional y clandestino que abarca desde la infancia hasta el final de los días de la protagonista, una mujer Alma.  Vejez, amor, familia, homosexualidad, eutanasia,... Temas que Isabel Allende aborda con mucha ternura. Es una historia de amor conmovedora. De lectura fácil.
                                                                                                                       Mercedes R.

“El amante japonés” es una historia sobre la vida de una mujer que ha llegado a su vejez, que poco a poco te va descubriendo etapas de su vida, la relación con la gente que ha tenido a su lado y que gracias a estas relaciones te lleva a tratar circunstancias y temas con los que ella ha tenido que lidiar como el amor imposible con una persona de otra raza en un tiempo en el que era algo tabú, y otros temas como la homosexualidad, el sufrimiento del pueblo japonés en Estados Unidos en tiempo de guerra y la cercanía a la muerte, a la despedida de todo lo terrenal. Pero todo, la autora, te lo va contando de una forma tan simple, tan suave, te hace conocedora de la historia de una forma tan atractiva que no quieres dejar de leer. Me parece un libro bonito con el que, una vez más, Isabel Allende nos embauca a la lectura.
Laura



Hemos leído El amante japonés de Isabel Allende y me ha dejado unas sensaciones muy especiales. Para empezar me cautivó desde el principio su ritmo tranquilo. Su lectura es pausada pero continua. Además me ha resultado una obra muy visual. He ido componiendo paisajes a la vez que los relataba su autora.
Y por supuesto las historias que en él se entremezclan con una maestría increíble. Personajes fuertes y emotivos, como Alma, con grandes vivencias, amores y secretos, pero tratados con una exquisita sensibilidad incluso al abordar la cruda historia de los japoneses americanos, o la terrible historia personal de Irina.

Isabel Allende con una tranquila pero reflexiva narrativa, va tratando temas tan trascendentales como la dignidad al envejecer, el amor en muchas de sus facetas, los abusos, la eutanasia...Pero por encima de todo me ha transmitido ternura y verdad.

Ha sido un acierto elegir esta gran obra. Y por si fuera poco el detalle de su autora al contestar a nuestro correo. Gracias por todo Isabel.
                                                                                                                             Mercedes S.

El amante japonés es una historia encantadora y amable, no exenta de personajes, situaciones y hechos históricos que nos conmueven y escandalizan por su crudeza.
La novela te invita a reflexionar sobre temas fundamentales... el paso del tiempo, la vejez, la eutanasia, la emigración, los abusos. Y como bien nos comunicó su autora: ¿Es posible tener un amor para toda la vida?
Su lectura es agradable  e imprime un ritmo pausado y tranquilo, sin prisas. No hay urgencia por terminar pero no puedes parar de leer. Es inevitable esbozar una sonrisa cuando acabas esta arrebatadora historia.


Rita




Ha sido un gran acierto elegir esta obra, El amante japonés, pues es fácil de leer. Es una historia que embrolla para seguir capítulo a capítulo. La descripción que hace Isabel  Allende de los lugares  parece que lo estás viendo. Los personajes resultan dulces y sensibles. Cada capítulo te lleva a una historia que envuelve a otra. Pero lo que más me ha gustado es la sensibilidad de sus personajes y la sorpresa de algunos de ellos. Me ha gustado mucho y volvería a leerlo.
También comentar que ha sido un gran honor que la autora contestara a nuestro correo.

                                                                                                                                            Ana


El amante Japonés es una historia para mí, apasionante, cómo se puede llegar a la vejez y seguir estando enamorada. Es un placer poder leer un libro que te transforma y te lleva a ver la historia ,  esos jardines, los  viajes, los hoteles…..
Es una historia de amor entre dos jóvenes que nos lleva a diferentes escenarios: la segunda guerra mundial. La protagonista viaje desde Polonia hasta San Francisco. En su juventud fue una mujer muy rebelde. Mantiene una relación muy especial con su primo  Nathaniel que se convierte en su marido y su confidente.
En resumidas cuentas, es un libro que recomiendo.

                                                                                                                                Manoli

Bueno, decir poco más que mis compañeras que ya han descrito muy bien la novela. Recomiendo el amante japonés. Es una historia de amor muy bonita,  además trata otros temas de la vida cotidiana. Una novela de fácil lectura y que según vas leyendo te da tranquilidad, te relaja, te emociona e incluso se te escapa alguna lagrimilla. Me alegro de que hayamos escogido éste libro que además es de una de mis escritoras preferidas. Ya por último, y por si esto lo leyese Isabel Allende, decirle: gracias por escribir cosas como éstas.
                                                                                                                                   Pepa



He leído a Isabel Allende hasta la saciedad, me encanta. Esta obra me ha hecho pensar en el amor, en tiempos difíciles para las mujeres y para la diferencia de razas y clases, la homosexualidad, todo esto actualmente parece imposible. También te plantea las elecciones que en un momento dado te marcan el resto de tu vida. Sobre la crudeza de las guerras, la facilidad para olvidar las vergüenzas de los países, que hoy en día son el ejemplo de las libertades para el resto del mundo. De la vejez, de la muerte, de la amistad, de la confianza.
Con este libro he investigado sobre la cultura asiática, especialmente la japonesa. También he conocido a Vera Neumann, el arte del Ikebana…y más.
Siempre recomiendo un libro de Isabel Allende

Inés

Impresiones del VI guateque lector




He pasado muchos días pensando en el guateque.... quería sorprenderos ya que era en mi casa donde íbamos a reunirnos esta vez. Pero como siempre, vosotras sois la sorpresa. Yo preparé la mesa y poco más.  Vosotras hicisteis que la noche fuese tan agradable y divertida, como emotiva y sincera. Os quiero.                                                                     

                                                     Mercedes R.

VI guateque, y esta vez en casa de Mercedes R. Por el protagonista de nuestro libro decidimos hacerlo con temática japonesa. Para ello, nos vestimos de mujer japonesa y la comida era cocina, también, japonesa. Pero Mercedes consiguió lo más difícil, era transportarnos a un ambiente totalmente japonés, y lo consiguió con esa mesa tan bonita y tan acertada. Con esos detalles, como los manteles individuales, que con tanto gusto hizo para cada una, en los que se veía las iniciales de cada una de nosotras hechos de forma que parecían caracteres japoneses, y que tuvo el detalle de regalarnos, además, junto con otros utensilios. Una vez más, fue una tarde-noche entrañable, donde hubo risas, comentarios de nuestro libro, donde se habló de su autora, y de lo satisfechas que nos sentimos de su amabilidad por el hecho de ponerse en contacto con nosotras, eso ha sido “lo más”.
Sigo diciendo que la experiencia no puede ser más bonita, nunca pensé que cuando decidimos crear este club de lectura nos iba a resultar tan bien y nos iba a aportar tanto. De verdad que no se me olvidará nunca la sensación de estar todas juntas alrededor de una mesa compartiendo pensamientos, confidencias, risas, gustos…y “de japonesas”.
Gracias Mercedes, por acogernos en tu bonita casa, y por esmerarte en que todo estuviera estupendo a pesar de no estar en tu mejor forma. Que sepas que eso se agradece el doble, y que lo conseguiste.
                                                                                                                                            Laura




Impresionante guateque. Maravillosa puesta en escena.
Gracias querida anfitriona Mercedes. Nos abriste tu casa y se notaba la ilusión que pusiste en todos los detalles. ¡Espléndido!. Estabas emocionada y nos emocionaste a todas. Preciosa mesa y maravillosos obsequios, el bol, el salvamantel hecho por ti, la cuchara-tenedor, la flor. Todo un lujo.

Todas pusimos ganas, comenzando con la divertidísima sesión de maquillaje, vestuario y como no fotos, para continuar con el cava y conversaciones sobre nuestro libro "El amante japonés", que tanto nos ha gustado.


Y después a la mesa. Menudo menú oriental, ni en los mejores restaurantes. Todo buenísimo. Y con el postre el "juego" planteado por Inés otro acierto.

Y como La Pilar nos caía cerca allá que fuimos a ultimar detalles para la fiesta de los novios. ¿Qué más se puede pedir?.
Otra noche inolvidable. Gracias amigas.

                                                                                                                             Mercedes S.

Después del último guateque ochentero, me resultaba difícil pensar en poder superarlo, pero fue así. Describir nuestro último encuentro... complicado encontrar las palabras precisas...
Nuestra anfitriona, Mercedes, nos transportó a un delicado ambiente japonés. La disposición y decoración de la mesa, su exquisito gusto, los pequeños detalles con los que nos obsequió, nos hicieron sentir cómodas y emocionadas.
No deja de sorprenderme lo implicadas y comprometidas que estamos todas en este loco proyecto que nos hace vestirnos de japonesas con el único fin de nuestro propio disfrute.
La cena estuvo espectacular y lo que me emociona es el interés, la ilusión mezclada con la curiosidad por preparar platos para las demás, por agradar, por agradarnos.
Fue una noche muy divertida e inolvidable.
No quiero dejar de comentar la ilusión que nos hizo que Isabel Allende nos contestara, menuda inyección de ánimo para este pequeño colectivo de mujeres a las que les gusta leer y divertirse.
He disfrutado muchísimo con nuestros jardines japoneses, nuestros Lark House y la explosión de creatividad colectiva con los haikus.
Besos, amigas lectoras.


Rita



Amiga lo conseguiste a pesar de  no estar bien. Fue una puesta en escena. Esa mesa que no le faltaba detalle. Y nosotras, sesión de maquillaje, vestimenta, abalorios.....no nos faltó de nada. Parecíamos salidas de una casa de té. Sesión de fotos y cava para brindar, comentamos el libro, y pasamos a esa cena hecha con tanto cariño. ¡Qué bueno estaba todo! Inès nos hizo un juego, que nos hizo pensar a algunas. Fue una noche fantástica y cada vez el listón más alto. Nuestra anfitriona hizo un gran esfuerzo con su ojito pachucho , todo quedó fenomenal. Me encantaron los regalitos, por cierto la flor no me la comí, pero sí que lo hizo mi gato.

                                                                                                                                                          Ana

Estoy convencida que según vamos dando guateques se van superando. Este fue genial. No falto detalle.  La comida exquisita.  Los disfraces espectaculares. Nos hicimos las fotos reglamentarias. Por supuesto y por tradición brindamos con cava. Comentamos el libro y
tuvimos hasta juegos.  Qué bien nos lo pasamos pintandonos!. Una noche inolvidable. Dar las gracias a Mercedes por ofrecernos su casa, por los regalitos y sobre todo por lo bien que nos atendió, a pesar que se encontraba mal.

Sin más hasta el próximo.

Pepa 


Todo lo asiático siempre me ha parecido delicado, exquisito, pulcro, bello…todos estos adjetivos definen la decoración especialmente diseñada para la velada por Mercedes R. Describir la casa de Mercedes ummm…La mesa, la iluminación, los detalles, los obsequios, un diez. Y eso que la pobre estaba con un herpes en un ojo.
 El momento de vestirnos juntas y maquillarnos en el baño fue gracioso e inolvidable. El momento del cava, sentadas en el suelo. El momento Kamasutra auténtico, el Mandala de la India, la comida elaborada con esmero por cada una de nosotras, explorando un tipo de cocina desconocida para la mayoría. El oráculo del I Ching del postre. Todo esto solo para nosotras.
Cuando leemos un libro lo exprimimos, investigamos, experimentamos. A raíz de este libro creo que algunas están aprendiendo a pintar con lápices acuarelables.
Lo último es que Isabel Allende nos contestó en un correo. Estoy emocionada, creo que cada vez esto es más que un Club de lectura. Un espacio donde liberarnos de nuestra cotidianeidad. Donde compartimos risas, aficiones, problemas, experiencias.
Inés

lunes, 7 de marzo de 2016

Se aproxima el VI Guateque lector: El amante japonés

Queridas lectoras guatequeras:


El próximo sábado tendrá lugar el VI guateque lector y promete ser muy exótico...

Esta vez nos acoge en su casa Mercedes R., como siempre a la misma hora.
En honor al título de la novela y a sus personajes el menú de este guateque tendrá un sabor asiático, así nuestros platos estarán inspirados en la cocina oriental y además iremos vestidas para la ocasión.
Durante el guateque comentaremos, como siempre, aquellos fragmentos que más nos hayan gustado y tendremos una lectura colectiva de nuestros haikus y demás tareas realizadas.
¡Nos vemos prontito!



domingo, 6 de marzo de 2016

Chiyo Ni: El haiku femenino (1703- 1775)

Escritora de haiku japonés del período Edo y  quizá la más importante de las mujeres que han escrito haikus.
Nació en Matto, provincia de Kaga y comenzó a escribir a los 7 años. A los 12 se convirtió en discípula de Matsuo Basho y a los 17 años se había vuelto muy popular en todo Japón por sus poemas.
Aunque muchos de sus escritos hablan sobre la naturaleza, busca  unir lo humano con ésta en sus composiciones.
Los maestros de Chiyo ni,  fueron los discípulos de Basho y se mantuvo fiel a la escuela aunque desarrolló su propia voz.
El desarrollo de su obra va de la mano con su trayectoria personal. Se casó y enviudó muy joven  y perdió a su hijo pequeño.
Su profundización en el budismo  la llevó a convertirse en monja, en la temática de sus obras cada vez cobra más fuerza la comunión con la naturaleza.
En sus haikus el agua es un símbolo de la comprensión clara de las cosas y la utiliza  a menudo para representar la naturaleza.
Aunque no tuvo una escuela, mucha gente de su época admiraba su estilo de vida siguiendo el camino de haiku y sintieron que “incluso siendo una mujer” tenía algo en común con Basho.
El poeta de haikus Shoin escribió sobre ella “El estilo de Chiyo ni,  es claro, como el jade blanco, sin adornos, sin pulir, natural. Su vida y su estilo de escritura son claros. Vive como si durmiera sobre una almohada de piedra y se lavase los dientes con agua de manantial. Es como un pequeño pino que expresa un estilo femenino sutil, fresco y hermoso. Chiyo conoce el Camino, está en armonía con la Naturaleza.”

Fragancia de flores   
Incluso en la hierba
A lo lejos…
  
En el llano y la montaña
Todo parece inmóvil
Esta mañana nevada

 Flores de luna
Cuando la piel de una mujer
Es revelada

Los años que pasan
Las cosas que nos irritan
También son agua que corre

La rama en flor del ciruelo
Otorga perfume
Al que la corta

Sobre el arroyo 
Persiguiendo su sombra
La libélula

 Las hojas verdes y las hojas secas
Son iguales
Bajo la nieve

Enredar o desenredar
El sauce
Depende del viento

Lluvia de primavera
Todas las cosas
Parecen hermosas
Información de: Chan Wuwei

miércoles, 2 de marzo de 2016

Os invitamos a nuestros...Lark House


                                                                            Mi Lark House.

Cuando te acercas con el coche ya se aprecia el verdor de los árboles y el colorido de toda su zona ajardinada. Es un sitio tranquilo, donde tiene como banda sonora el ruido de los pajarillos que habitan en toda esta vegetación, acompañado por los “cua-cua” de los patos que hacen de coro, y que surcan las aguas del lago en torno al cual, se asientan casitas. En una de ellas, la número 24, vivo yo. Son un total de 50. Todos somos gente de cierta edad, y entre todos tenemos relación. Solemos acudir al “Paraíso”, es un edificio dentro de la misma urbanización, que dispone de gimnasio donde intentamos mantener los huesos lo menos oxidados posible; piscina al aire libre y otra cubierta donde nos sentimos ligeros como hace tiempo que ni en sueños; un restaurante, donde Carlos, con su simpatía, nos sirve excelentes desayunos y unas comidas estupendas, eso sí, cuidando siempre de que todo esté adecuado a nuestra salud; y por último, hay una sala de reuniones donde se hace un poco de todo, desde bailar, jugar o mantener encuentros entre nosotros.

Cuando sales de la urbanización, encuentras un corto paseo que te lleva a la playa. Una playa con una arena ¡tan suave!, que da gusto pasear descalzos. También disponemos de una zona comercial bastante cerca, donde solemos hacer nuestras compras, o donde llevamos de paseo a los niños cuando vienen a vernos. Y también, lo menos divertido, pero no menos necesario, tenemos a cinco minutos un gran centro hospitalario que cuando alguno de nosotros lo visita, contamos los minutos para verlo de vuelta.

 No tiene pérdida, ya sabes, cuando vas saliendo del paseo marítimo, lo encontrarás, es fácil, y si vienes en primavera, lo reconocerás por los almendros en flor.
                                                                                                                                          Laura


Me he apuntado al Lark House de Laura, vivo en el número 36. Se le ha olvidado decir que contamos con un edificio colectivo donde tenemos un comedor al que podemos acudir si no tenemos ganas de cocinar. En este edificio también está nuestro salón de actos donde tienen lugar conciertos, obras de teatro y proyecciones de cine.
Durante el invierno, disfrutamos de una piscina climatizada con solarium. Disponemos de espacios para talleres y sala de informática, biblioteca y gimnasio.
Además del precioso jardín que ha descrito Laura, tenemos un huerto y un invernadero donde cultivamos parte de los alimentos que comemos. En el invernadero cuidamos de bellísimas plantas que decoran nuestros apartamentos y espacios comunes.
También ofrecemos servicios a la comunidad: talleres de informática, huerto, club de lectura, taller de pintura, de creación literaria... que nos ayudan al mantenimiento de la residencia.
Cada uno de nosotros y nosotras aporta económicamente una cuota de mantenimiento acorde con su situación personal. Estamos constituidos como cooperativa, compartiendo gastos, ilusiones y proyectos.
Durante el año y según la estación organizamos eventos culturales y viajes acordes con nuestros intereses y salud.
Vivir aquí, es lo que podemos llamar felicidad.                                                             Rita


Mi retiro está situado en la ladera de la montaña. Por el lateral discurre un río, con  pequeños saltos de agua, donde se acercan a beber pinzones, jilgueros, petirrojos...El edificio es circular, donde convivimos treinta personas. Las habitaciones están alrededor de un patio central acristalarlo por donde se filtra la luz a través  de los cristales. En el patio hay divanes para charlar distendidamente y en el centro una fuente que deja  caer un chorrito de agua que relaja bastante. Las habitaciones constan de una pequeña salida y un dormitorio con baño. Hay un comedor común, biblioteca y una sala para escuchar música clásica. En un edificio al lado del principal hay talleres para pintar, esculpir, dar clases de baile,.....Cerca del río hay un invernadero donde se pueden cultivar orquídeas. Y el edificio central está precedido por un jardín donde hay un lago con puentes de madera y senderos. En él podemos observar garzas y algunos tipos de patos. Junto al lago hay bancos para sentarse a observar las aves. El personal que nos atiende es amable y muy cariñoso. Todos estamos encantados de pasar allí nuestros últimos días en un clima de calma y relax. Y tengo un gato que se llama Matías.

                                                                                                                                      Ana

He decidido que en un futuro próximo me iré al Lark House de Laura, creo que nos encontraremos unas cuantas, así será más divertido. Lo he elegido porque tiene todo lo que yo imaginaba así que he reservado el número 15. Me gusta la cantidad de actividades que se pueden   realizar, que está cerca del mar y que funcione como cooperativa teniendo en cuenta los recursos de cada un@.

Como podéis ver he añadido algunas fotos, el huerto, el invernadero y una preciosa puesta de sol que admiraremos desde nuestro Lark House particular. Imagino que podría estar por la zona entre Tarifa, Zahara de los Atunes. Esa costa que creo tanto nos gusta.
                                                                                                                                              Mercedes S.


Yo me voy ya al Lark House de Laura, le he comprado el turno de entrada a otra ya que no podía esperar un año. Esta es mi habitación con vistas al mar, por la tarde noche  me gusta ir a la piscina y contemplar la caída del sol, como veréis tengo más de una tumbona para cuando vengan mis amigas a nuestras charlas.
                                                                                    Manoli
                    



Amigas me sumo a la organización y actividades del Lark House de Laura, Rita y Mercedes S. y Manoli. La ubicación la tengo clarísima, es cerca de la playa de Punta Paloma, en Cádiz, es zona militar y por ello, todavía es una tierra virgen. Si cruzas la zona militar, encuentras una playa de arena parecida al pan rallado. Las mareas en el Atlántico cambian el paisaje en unas horas. Cuando baja la marea, se forman unas piscinas naturales, también hay una zona de barro, donde te puedes embadurnar y secar al sol, luego te das un baño en una de las piscinas y la piel te queda sumamente suave, también te puedes quitar el barro o el salitre en un caño de agua dulce, llamado "El chorrito". Todo esto está rodeado de dunas y de montañas llenas de pinos

Inés

Aquel edificio de piedra estaba casi derruido cuando nos enamoramos de él. Recuerdo que inmediatamente nos pusimos a imaginarle como el que podría ser nuestro refugio y soñamos con las reformas que haríamos... un exterior conservando la maravillosa fachada y un interior moderno y practico con todos los servicios imaginables para tener una vida confortable y divertida.
Las vistas al mar eran espectaculares. El lugar perfecto.
Y perfecto fue aquel día porque a escasos 200 metros de ese lugar localizamos Lark House.
Lark House desprendía armonía y sonaba a risas. Aquel sí que era el lugar en el que pasar el resto de nuestras vidas... Y entramos a   conocerlo.
Mercedes R.
  
Mi Lark House se encuentra en Cádiz. Frente la playa de La Caleta. Abro la ventana y allí está mirándome. Es un apartamento muy espacioso y con mucho sol. En la terraza tengo muchas plantas. Cuando me instale allí me dedicaré a dar paseos por las mañanas por la playa y  siempre acompañada de un buen libro. Por las tardes paseos por las calles estrechas  del casco antiguo  y de tapitas al mediodía. Claro esto siempre que mi salud me lo permita. Bueno amigas ya sabéis donde estaré cuando me jubile. Estáis todas invitadas. Mientras tanto aprovechar al         máximo  el tiempo.
Pepa