domingo, 31 de enero de 2016

Impresiones del IV guateque lector

Ana
Estresada por terminar la parte del libro propuesta para el IV guateque, que llevar para cenar y el disfraz. Llega el viernes. Cocino un pastel de espinacas. Entre mirada al horno y mirada me voy vistiendo. No paro de reírme sola. Qué pinta. Quedo con Laura, Mai y Merci para ir a casa de Pepa, nuestra anfitriona. Llegamos a la puerta de la casa y se acercaba Goyo, el marido de Pepa.
Su cara de era digna de ver. Parecía decir "yo a estas no las conozco". Vaya pinta que llevábamos. Cuando entramos y nos encontramos con el resto.....bueno, bueno no parábamos de reírnos. Genial. Con cuatro abalorios conseguimos unos tipos de los años 80 y relacionados con personajes del libro. Empezamos a comentar el libro y luego llegó la cena. Qué rico estaba todo. Lo que más me gustó fue el baile (aerobic de Eva Nassarre) y que buenos vídeos han salido. Pasamos una noche de las más divertidas.


Mercedes R.


Que decir de una noche perfecta entre mujeres que no tienen igual. Que decir de una mesa cargada de manjares pensados y repensados para sorprender y gustar. Que decir de los ropajes con los que animamos la noche.... Una semana pensando que ponerme para acabar interpretando a la suegra de la protagonista, liberada ella, eso sí. Y para dar más ambiente a una novela negra, no nos faltaron ni los rayos ni los truenos. Genial chicas. Gracias a todas.





Laura
El cuarto guateque lector ha superado las expectativas puestas por todas, creo yo. Hemos pasado una noche fantástica compartiendo lectura, comentando ideas sobre quién creemos que estará detrás de los asesinatos, sobre qué nos parecen los “protas”…Pero todo aderezado con vestimentas ochenteras, buena música de la época y una comida estupenda como resultado del empeño de cada una de nosotras por agradar el paladar de las demás.
Y, si, cada vez, es cierto que nos vamos superando, poniéndonos nuevas metas, nuevos trabajos que hacen que desgranemos hasta los más mínimos detalles de la obra que cae en nuestras manos.
Esta vez toca agradecer a Pepa su hospitalidad. Has sido muy amable y servicial, gracias. Gracias a todas, una vez más por esas horas tan divertidas, es tan positivo!


Rita
El cuarto guateque lector ha resultado original y muy divertido.A pesar de ser un grupo de mujeres ocupadas, todas con compromisos familiares, personales y laborales, nos esforzamos para que estos momentos en común sean fantásticos e irrepetibles.   A la hora acordada, fuimos apareciendo todas con nuestros disfraces ochenteros, con ganas de divertirnos, comentar la novela, que nos tiene a todas enganchadas y disfrutar de los platos que preparamos con afecto para todas.
Solo con estos tres ingredientes, nuestro guateque fue perfecto. Reímos, bailamos, formulamos hipótesis sobre los posibles sospechosos, destripamos a los personajes y compartimos preocupaciones y confidencias.
Personalmente, disfruto del pre-guateque con las tareas propuestas, del guateque y que decir de lo que da el post-guateque. Está resultando una experiencia personal y emocional, insustituible.
Gracias a Pepa, anfitriona fantástica y cariñosa y al resto de lectoras guatequeras.


Mercedes S.
Otra noche memorable y esta vez en casa de Pepa, gracias por tu hospitalidad y tu buen hacer estuvimos muy a gusto y encantadas. Fuimos llegando guapas y divinas, como era de esperar. La cena increíble, platos exquisitos acompañados de risas, animadísima charla, bailes y hasta una clase de aerobic, con Ana como profesora. Buena música ochentera, lectura del libro, investigación profesional con tablón incluido sobre la posible trama de la obra. Y además piropos mil, nos regalamos palabras amables y cariños sinceros.
También hubo objetos protagonistas que brillaron con luz propia: gafas, guantes, zapatos increíbles, tutús y algo que quería ser una faldita.
Y todo alrededor de un libro. Creo que pocas veces una lectura da para tanto.
Chicas, otro guateque espectacular. Deseo que esta magia dure mucho.


Inés
Pepa gracias por ser una anfitriona suprema.
Desde la propuesta del guateque en Casa Pepa, no paré de elucubrar, apuntar detalles, elaborar esquema de la trama. Me apasiona este género. Y disfrazarme¡ bufff me divierte tanto! Cuando llegó el viernes empezó el ritual, cava, primeras impresiones, cena espectacular, lectura, teorías diversas.
No se nos escapa detalle entre todas analizamos la historia, lo que se le pasa a una, lo deduce otra. Este libro tiene tantas referencias a canciones, libros, películas y los personajes son un mundo que, vamos conociendo a la vez. Entre todas perfilamos  e imaginamos qué pasará, todo esto en un ambiente de complicidad y diversión.
Además este guateque tuvo un aliciente, los disfraces ochenteros. Que risas, que ilusión! Que momentos, desde Eva Nasarre desatada bailotendo, pasando por Manuela con el tutú a modo monjil o novia loca perdida, la suegra liberada. Y, y, y alucina vecina! Pepa y Laura nunca se habían disfrazado y lo hicieron! ...Insuperables las dos.
Gafas con historias, imperdibles, pelucas, pestañas postizas, pelo crepado, uñas negras, "falditas",y faldas  guantes de madres,vestidos,puntillas...

Valeee acabo ya "Agradecida y emocionada, solamente puedo decir: GRACIAS POR VENIRRRRR" jajajaj




     No tengo palabras para  expresar lo que me pareció el IV guateque. Estaba super
Pepa
emocionada. Quería que todo saliera perfecto, ya que está vez era en mi casa. Por si fuera poco nos íbamos a disfrazar de los 80. Yo que nunca me he disfrazado, (quién lo diría). Pues allá que me fui y me compre la vestimenta, bueno la falda me la confeccioné yo. Otro día me fui con Mercedes S. a  por las pelucas. ¡Qué divertido!   Por fin llegó el gran día. Rita e Inés vinieron antes para ayudarme con los preparativos. Estuvimos preparando la escena del crimen y entre cava y risas nos arreglamos, nos pintamos. Más tarde llegaron las demás a la hora prevista. Todas estupendas. La comida se superó.  Quiero decir, porque alguna me comentó…Pepa cómo se  te quedó la casa?  Merece la pena limpiar un poco, a cambio de las horas tan buenas que pasamos. Y yo me lo pasé BOMBA. Gracias chicas
 
 

jueves, 28 de enero de 2016

IV Guateque lector: "Y punto"

Mujeres, quedan unas horitas para nuestro próximo guateque lector... Estrenamos libro y género: "Y punto" de Mercedes Castro.
Espectantes con el vestuario protocolario, la banda sonora y nuestras especulaciones e investigaciones detectivescas. Creemos que será una noche que recordaremos...
Nos vemos en casa de Pepa, preparadas para la acción...


domingo, 24 de enero de 2016

La banda sonora de "Y punto"

 Para Rita, esta canción describe al Culebra:






Laura piensa que Clara, cuando entra en el escenario del crimen de Olvido, revive las imágenes del video de la canción de Alaska y Dinarama, Perlas ensangrentadas.






Pepa escuchó Palabras de papel, cuando Clara está con Carlos y la subinspectora, rastreando la chabola del Culebra, que ha aparecido muerto. Ella (Clara) sale fuera, porque se encuentra mal y escucha por los alrededores de fondo la música de Camela. 






Mercedes S. ha elegido esta canción porque cree que Clara siente una gran incomprensión e incertidumbre en su vida. Siempre defendiéndose, justificándose y probablemente lo que necesita es sublevarse y gritar: ¡Coño hasta aquí!







A Ana la letra de “Objetos” de Danza Invisible, le recuerda cuando Clara está  registrando  la chabola del Culebra.





Inés pensó en Sabor a amor, en la escena del crimen de Olvido.






Clara y sus rebotes con sus compañeros, Clara y sus rebotes con su suegra, Clara y su pareja.... A Mercedes R. no se le va de la cabeza esta canción.




Para Manoli, sin duda, no se puede dejar de escuchar "Una canción desesperada" por Paco Ibáñez.














Mercedes S. dice: " Chicas aunque ya mandé canción creo que podríamos añadir Las chicas son guerreras ¿qué os parece?  En esta novela hay muchas mujeres guerreras o intentando serlo."


 
Continuando con la lectura, Laura recuerda a Lola Beltrán cantando "Ojalá que te vaya bonito".


Cuando Clara ha referencia a la  vida como una tómbola, nos sugiere escuchar a Marisol cantando "La vida es una tómbola".



Entre páginas, Mercedes S. se sumergió en un jardín prohibido, el de Sandro Giacobbe.




Rita ha pensado en la canción "Pedro Navaja".


 

"Coleccionario guatequero" de frases de "Y punto"



Empezamos este "Coleccionario" que iremos completando con la lectura de esta entretenida novela. Son frases que nos han gustado, impactado, nos han hecho reír o reflexionar:



Frases del capítulo I al X:

"Y me pongo como me da la gana"

"Por mí y por todas mis compañeras"

"¿Por qué te metes a héroe en trabajos de hombre?"

"Qué sorpresas esconden las vidas que creemos conocer, qué facetas secretas se nos ocultan para mostrarnos solo una faz simple y sin doblez que nos ahorrre la tarea de molestarnos en entender a los demás"

"A ti se te cae la manzana de Newton en la cabeza y te la comes" 

"Y cómplices y escépticas se ríen como viejas dolidas, como colegas quemadas por el tiempo, con esa risa secreta que temen los varones porque está, posiblemente, más allá de su comprensión"


"Me duele tanto callarme la boca mordida…"

"Se me pudren las palabras dentro y me dan ganas de vomitar, se enquistan en el estómago como los rencores de la infancia, tan absurdos ahora, o no, tan tremendos, y me pesan en el cuello como piedras de suicida que me arrastran de cabeza al río de la muerte y me lastran la vida y me obligan a escurrirme casi por el suelo en busca de miembros besados, de dientes hambrientos de dulzura, de cuerpos trenzados de pasión, en busca del aliento de fuego al que los descontentos, los destemplados, los no vengados nos anudamos y nos desesperamos en una cópula loca de esperanza y esfuerzo."


"Por eso, por el miedo a enfrentarme a mi casa y a mi vida, me dedico a desmenuzar los hogares de los demás, hogares serenos y vividos donde parece que la gente, incluso las prostitutas, se sentían a gusto."

"Mira, el listo se acaba de pasar otra vez la salida correcta."


"Él no entiende que por dentro estoy rota, que soy como un hueso quebrado y recompuesto a base de años de estricta escayola, que he vuelto a mi forma original pero que no he conseguido ser entera, toda una, de una pieza."


“Tanto tío duro y tanto yo-estuve-en-el-País-Vasco-en-los-años-ochenta,entérate muñeca...”


 “…que cada vez que se refieran a ti todo lo tuyo sea un diminutivo: la cabecita, el culito, la boquita,...”


“A mí no se me olvida el nombre de quien maltrata un corazón”.


“Me niego y rebelo al destino de ser la eterna espectadora de los  varones”


“Soy la mordaza, la censura, la que les recuerda con su presencia que  hay  Constitución y artículo 14, y faldas de reglamento y vestuario femeninos y bajas por maternidad....Ésa soy yo, la que molesta. La oveja negra.”


“Y ves, pon un ex en tu vida"


"Vístase con una capa de olvido que le borra el pasado, la resaca de aquella turbia embriaguez del amor que tuvieron los años perdidos, el todo que naufraga..."


"Compartimos tantos años, casi crecimos juntos, y cualquiera diría que nunca nos amamos"


"… cuando ya ni me duele ni me molesta toparme con sus fotos"


"Si, lo que tú digas. Y punto."



"Y ni senos ni prostitutas ni vaginas; a cada cosa su nombre y con un par".

"Es la hora de partir. ¡Oh, abandonados!"

"De momento las cosa le han venido fáciles, pero ponle un suicidio fingido, un crimen sexual, un cráneo reventado, lo que sea: ni puta idea"

"Me resisto con todas mis fuerzas a la tentación de ponérselas de cena a Ramón sin haberlas lavado antes, pero no sé si lo conseguiré, intento concentrarme, no pensar en las pechugas de pollo muerto."

"Me miran con ojos asesinos, con ojos de macho cabreado, con ojos rapaces de varón famélico jamás dispuesto a renunciar al privilegio de ejercer su masculinidad, y me asaetean con sus miradas porque no meo de pie, porque no me la casco en los retretes de la comisaría ojeando el Interviú, porque soy testigo non grato de sus vulgaridades, de sus bravuconadas, de las burradas que sé que dicen pero que no hacen, qué más quisieran".


“El culebra dormía sin  sábanas bajo las mantas rasposas lavadas con PERLAN”

“Me asaetean porque meo de pie”

“Le he dejado conducir y lo único que he conseguido es que se haga la picha un lío”

“Poseo en exclusiva el rasgo de no soportar en un momento dado a los hombres con los que estoy. Es normal si lo analizo: ellos son quienes establecen por imitación”

 “Siempre se acaba odiando a quien te dice cómo diseñar tu vida.”

 “Pero está visto que los superhéroes no existen. Sólo hombres de verdad, con sus grietas y sus defectos y ese no saber leernos los pensamientos.”

“Qué sorpresas esconden las vidas que creemos conocer, qué facetas secretas se nos ocultan para mostrarnos sólo una faz simple y sin doblez que nos ahorre la tarea de molestarnos en entender a los demás”

“Quién soy yo para juzgar sus derrotas si él mismo está reconociendo que se ha dejado vencer.”
 “A mí la vida me ha traído, me ha llevado, me ha bandeado hasta aquí, pero yo no tracé mis pasos."

"A fin de cuentas y como hombre que es, no vale para muchas más cosas que la conducción de vehículos motorizados, así que le dejé llevar el coche y lo único que he conseguido es que se le haga la picha un lío y seamos los últimos en llegar."

"Para calentar los pies en las noches de invierno, para abrir los botes de conservas, para abrazar y consolar cuando se siente la angustia tras la pesadilla y te persiguen los bichos allá donde vaya y estoy sola y no me cubre nadie y sin darme cuanta estoy gritando y temblando. Y si no está entonces a tu lado en la cama prestándote su seguridad y ya pasó, mi vida, fue un mal sueño, pues a ver. Porque para comprar la mermelada, para eso, ya estoy yo."

"Él se ríe cuando yo me río y se admira de mi empuje y me riñe por mi excesiva, por mi intransigente sinceridad, pero se confunde cuando lloro, le parece una traición que me hunda, no admite que me rompa."
"Y no tengo remedio."

Frases del capítulo XI al XXV:


…”trabajando como negras todo el día, con esa mierda de la liberación femenina, lidiar con los compañeros en la oficina, con el carrito en el supermercado, con la familia, con la celulitis”...

“De eso se trata. No enseñaste nada pero sugeriste. La anticipación es lo que excita”.

 “Hay mujeres que ni vendiéndose por todo el oro del mundo lo serían jamás. Se trata de una fortaleza interior que las hace invulnerables al deshonor, a la humillación. Son puras, dignas, orgullosas y, ahora no te rías, decentes”.

 …” que he aprendido que yo también soy digna de admiración, pero no de la suya, sino de la mía. Porque valgo mucho, y soy independiente y tengo mi trabajo en la peluquería y he demostrado mi valor y me ha gustado”...

 “¿Que le levantara la mano de vez en cuando? ¿Que la forzara en la cama si se negaba a cumplir con su "deber marital" cada vez que él quería?¿Que llevara una doble vida y fuera un adúltero con otra familia diferente a la nuestra?”

…“además de habitaciones corrientes tienen suites, hasta para morir vale la pena ser rico”.

 “Ordenar la supresión de alguien ajeno es desagradable aunque no difícil, pero ¿cómo mandar asesinar a quien lleva tu sangre?”

“Al próximo que me diga que la vida es una tómbola le meto una hostia”.

“La vida es un marrón, un auténtico marrón grande y gordo que va creciendo a medida que aumentan nuestros años y nuestra ansiedad”
“Bicha malparida”.
“Hoy puede ser un gran día”.
“Por qué no dejas de decir soplapolleces”.
"Y nuestra debilidad, el sabernos frágiles, es lo que nos vuelve serenas y entonces nada nos puede porque todo nos lastima demasiado."

"¿Y a tu marido le parece bien que andes a tu aire a esas horas, eh?
“No seas machista, no seas cabrón y no seas entrometido. Además, no es asunto tuyo lo que Ramón piense o deje de pensar."

“…con esa camarería como de bar cutre con serrín y cáscaras de gambas por el cuelo…”

“- No le pega su nombre. O sí, quién sabe. Tiene una mirada clara, pero con un fondo de agua densa. Para que su nombre fuera el reflejo de su identidad completa, debería llamarse Claraoscura ”