martes, 24 de noviembre de 2015

Collage lector


Predicciones sobre la primera parte de "El hielo"



Mercedes S.
     Sigo pensando que Raquel no ha sido amante de Julio Carrión (padre). Y lo creo porque en la primera parte dice: “y nunca olvidó cómo se llamaba el hombre que hizo llorar a su abuelo” y para Raquel el abuelo Ignacio era una de las personas más importantes de su vida y a la que más quería y admiraba, por eso me parece imposible que mantuviera una relación como la que se describe. Lo que sí pienso es que Raquel tiene en mente una venganza, no sé cómo se desarrollará entre otras cosas, porque aún no sabemos nada o casi nada de la madre de Álvaro que es familiar directo del abuelo Ignacio y eso me tiene intrigada. Otra cosa, y de esta si estoy segura, es que Raquel y Álvaro van a mantener una relación sentimental y sexual fuerte y creo que obsesiva. Estoy deseando saber que ocurrirá y con que me va a sorprender la historia.



Ines
     Ainch no sé si son predicciones o preguntas lo que me pasa por la cabeza ahora mismo. ¿Qué documentación contiene la cartera marrón con la que visitan a la familia Carrión, cuando Raquel es una niña? ¿Qué le contará el abuelo Ignacio a Raquel sobre la familia Carrión? Tiene que ser algo tremendo, pues es lo único que le hace llorar. ¿Por qué Raquel le dice a Álvaro que tiene una aventura con su padre?, estoy segura que es mentira. ¿Por qué Raquel le entrega las llaves de un piso, en el que se supone que comparten?
     Está claro que las dos familias coinciden en el contexto de la guerra civil y algo tremendamente sobrecogedor  pasa, así tiene que ser, para que el libro se titule El corazón helado. Quizá el título se refiera a Raquel, quizá intentará ser la  protagonista de una venganza espeluznante.



 
Manoli

     Para Raquel solo hay una historia permanente sin aclarar: la de una tarde en la que acompañó a su abuelo, recién regresado a Madrid y eso es lo que quiere averiguar. Creo que se lo quería preguntar a Julio Carrión pero no pudo porque falleció. Es un libro muy completo y complejo. Tiene muchos personajes y la historia va y viene en el tiempo.








Mercedes R.

     Intuyo que Raquel va a ser protagonista absoluta de esta parte de la historia. Aquí  se oculta un secreto que creo va a vapulear a la familia Carrión. Una familia falangista, la otra republicana... Y algo en común que les dejará el corazón helado. ¿No serán hermanos Raquel y Álvaro?








Pepa
     Yo pienso que Raquel y Álvaro se harán amantes.  Si creo que Raquel fue amante de Julio Carrión (padre), pero quizás por averiguar algo, quiero decir que relación tenia con su abuelo. Ella no olvido nunca el día que su abuelo la llevo de pequeña a casa de Julio y le vio llorar. También pienso que Ángelica (madre)  sabía  lo de su marido con Raquel y que esconde algo, algún secreto 
 


domingo, 22 de noviembre de 2015

El corazón helado (2ª parte): Tareas

Queridas  lectoras guatequeras:



Porque así nos quedamos al leer el final de la primera parte de "El corazón Helado":




Iniciamos la andadura de la segunda parte de este apasionante relato, "El hielo". Debido a su extensión la dividiremos en dos mitades. Una de las tareas que proponemos es poner "cara" a los principales personajes y recrear espacios y lugares que conoceréis durante la lectura de esta parte de la novela.
Sin olvidar que tenemos que seleccionar el fragmento que más nos guste. Pero esta vez, debemos ponernos de acuerdo para leer por parejas. El texto seleccionado será un diálogo.



Aquí tenéis el punto de lectura para nuestro próximo guateque lector que será el 11 de diciembre, si no hay cambios u otras propuestas.

¡Feliz lectura!

Sueño de una noche... de lectoras guatequeras

Mercedes S.
Somos todas mujeres y creo que esto ya da una pista de cómo pudo resultar nuestro primer guateque. Llegamos entusiasmadas, con ganas de compartir y eso hicimos. Bailamos, bebimos, comimos, nos reímos y nos contamos confidencias, como no podía ser de otra manera. Y por supuesto, porque somos aplicadas y nos gusta, leímos y oímos esas canciones seleccionadas por cada una de nosotras ¡Todas tan bien elegidas!
Gracias  por haber venido a mi casa, gracias por esta tarde noche inolvidable, gracias  por ser vosotras  mismas, gracias por las lecturas, por la música, por estos momentos inenarrables   e inigualables. Gracias por lo que contaremos y lo que callaremos. En fin por haber disfrutado de unas horas juntas, sin prisas. Gracias a Almudena Grandes por haber conseguido sin proponérselo formar parte de esta nuestra noche, con un corazón helado, que a nosotras nos ha llenado de risas, tristezas,  confidencias, historias, tramas…
Pero sobre todo gracias a vosotras chicas, Laura, Inés, Manoli, Ana, Rita, Carmen, Mercedes, Pepa  que aunque no ha estado, estaba con nosotras, por hacerme vivir unos  momentos mágicos. 
Somos muy diferentes,  pero capaces de sentir, emocionarnos y discutir, sin hacernos daño.
Mercedes S.

Rita
Me divertí muchísimo. Pasamos unas horas con momentos muy especiales. Uno de ellos fue la lectura de los fragmentos que cada una habíamos elegido, con banda sonora de fondo. Estábamos atentas, calladas, conteniendo el aliento. Momentos mágicos, difíciles de describir.
Bailamos, reímos, nos abrazamos y besamos, bebimos, comimos y sobre todo nos comunicamos. Fluimos.
Somos un grupo heterogéneo, mujeres distintas, que cuando coincidimos somos ocurrentes, divertidas, estridentes, un poco caóticas...



Dar las gracias a Mercedes por su hospitalidad y el mimo con el que nos recibió. Dar las gracias también, por el tiempo dedicado a elegir el delicado y glamuroso regalo que a todas nos sorprendió. 
Sigo motivada por la lectura, aunque no puedo participar de las predicciones... y me cuesta guardar silencio por no desvelar nada importante de una historia que me dejo el corazón helado.
Rita

Laura
  Cuando ayer llamé a la puerta de Mercedes y, al entrar me encontré, además de su abrazo y su amabilidad, al resto del grupo de lectoras guatequeras, sentí  como esa unión que manteníamos a través de correos electrónicos y whatsapps, se transformaba en gestos, miradas, risas... de todo aquello que nos está haciendo sentir la apasionante historia de Álvaro y Raquel. Además, por supuesto, hubo charlas, magdalenas muy ricas, empanadillas "de miedo"...¡Ummm qué rico todo! Pepa no estaba, se encontraba lejos acunando a su precioso nieto recién nacido, pero en todo momento estuvo allí con nosotras. Fue una noche muy agradable, me encontré muy a gusto con todas vosotras, y sigo estando ilusionada con futuros encuentros, y por supuesto, con las vivencias de los Carrión y los Fernández. Gracias a todas por estos momentos, y a Mercedes por abrirnos las puertas de su casa.
Laura

Ana
Contando los días  y deseando que llegará el viernes para poder estar con mis lectoras guatequeras. Ha sido una experiencia muy bonita.  Nunca había pertenecido a un club de lectura. La llegada a casa de Mercedes y encontrarnos...Saludos, besos, risas, la gata, la merienda, la cena.....Empezar con una charla distendida de temas varios  (Panamá  y Parchís). La primera sorpresa que  nos daba nuestra "anfitriona" con los marca páginas.. ¡Qué detalle más  bonito!. Leer textos con la música elegida por cada una de nosotras, comer, brindar, reír.. .bailar. Y cuando me despedía apareció Mercedes con otra sorpresa... el póster de nuestras fotos  de perfil. ¡Genial, Mercedes! Has dejado el listón  muy alto. Deseando seguir leyendo esta historia tan intrigante  y bonita y sobre todo volver a veros  para pasar  una bonita tarde - noche con todas vosotras,  lectoras guatequeras. Gracias a todas y te echamos de menos Pepa.

Ana


Mercedes R.


Fue una noche divertida, con risas, sorpresas y hasta algún baile. Una noche emotiva, con lectura, música y confidencias. Fue una noche cargada de energía. Una noche para repetir. Y mientras la recuerdo, sonrío… y espero nuestro próximo encuentro.

Mercedes R.




Ines
     Primero, no me quito de la cabeza a la anfitriona, Mercedes. Tenía la cara iluminada, no paraba de moverse, como bailando, ella siempre desprende buen rollo, siempre es positiva, pero el viernes estaba pletórica. Me imagino que celebrar el primer guateque lector en tu casa es ilusionante. Después acordarme de Pepa, que da mucha frescura a las reuniones, con su risa y sus ocurrencias. También echamos de menos sus opiniones y sensaciones sobre El corazón helado.
     Me encanta estar con vosotras en este guateque lector, somos nueve mujeres, tan distintas, pero con tano en común…normalmente ya hablamos de todo sin tabús, se produce esto entre nosotras y este libro da para hablar de todo. Hablamos de amor, de tiempos tremendos, de la comida, del exilio, de la convivencia, de nuestros antepasados, de la brutalidad de la guerra, de música, de mujeres. También hubo baile, comida y bebida, canciones, lectura colectiva, risas. Todo esto gracias al Corazón helado
     En fin, una experiencia enriquecedora en todos los sentidos. Me agrada estar con mujeres en este propósito, porque me gusta el punto de vista de las mujeres, las preguntas, las percepciones, estamos en un universo distinto. Por último deciros que cuando leo un libro imagino todo un mundo alrededor de los personajes, del paisaje…pero nada parecido a compartir todo esto con vosotras.                                       
                                                                                                                                 Inés

 

jueves, 19 de noviembre de 2015

El corazón helado (parte 1): canciones

Una de las tareas  a realizar para nuestro primer guateque lector era buscar una banda sonora para un fragmento que nos gustara especialmente  o bien para toda la primera parte de la novela. 

Mercedes S: Canto a la libertad, por Labordeta. Al leer sobre el abuelo de Raquel, Ignacio, le viene al pensamiento este autor y concretamente esta canción:





Carmen: River Flows in you, por Yiruma. Al leer El Corazón, a Carmen le ha invadido esta grandilocuente interpretación, sobre todo encaja en los tiempos en blanco y negro






Ana: Stellar Atmospheres - Cosmos A SpaceTime Odyssey. A Ana esta parte del libro, El Corazón, la ha leído entremezclando tonos grises y marrones. Entre estos tonos, se le ha colado esta canción:







Pepa: En Tierra Extaña, por Concha Piquer. Pepa ha identificado esta copla cuando la familia Fernández está en Francia celebrando la muerte de Franco.  Esa mezcla de alegría contenida y la tristeza por todo lo perdido.




Rita: Volver por Estrella Morente. Al leer: …“y se crió escuchando conversaciones fabricadas con todos los tiempos, modos y perífrasis posibles del verbo volver, nunca preguntó por qué”…El video entre otras imágenes de El Corazón, refleja paisajes que imagina cuando los abuelos Aurelio y Rafaela vuelven a España:




Manoli: ¡No pasaran!...” Raquel había sido la espectadora privilegiada, y a menudo única, del entusiasmo con el que Ignacio Fernández celebraba la lealtad de su ciudad con su memoria, y por eso percibió enseguida la misteriosa indolencia”… Manoli pensó en esta canción, cuando el abuelo Ignacio le habla de Madrid, a veces con tristeza y a veces con una especie de alegría contenida, una risa melancólica...



Laura: Si releéis este fragmento, entenderéis fácilmente el porqué de la elección de Laura "... No llores, abuelo, por favor... tan frágil de repente como si fuera de papel." 


Mercedes C: Al leer la primera parte del libro, Mercedes ha elegido esta preciosa canción y comparte su reflexión: "Nunca emigrará la memoria"






 
Inés: Lo que más impacta de estos tiempos tan rancios, es la mujer, la mujer en general. La última en todo, la que más sufre las consecuencias de la guerra, la posguerra y el  exilio.


lunes, 16 de noviembre de 2015

Las mujeres que clasificaban las estrellas y que jamás lucieron


Trabajaban por un salario entre veinticinco y cincuenta centavos la hora y llegaron a ser casi un centenar. El harén de Edward Charles Pickering o las calculadoras de Harvard, como eran conocidas, fueron las responsables de analizar y catalogar más de diez mil estrellas, revolucionando así ciencia y astronomía. Pero no todos sus nombres figuran en ningún cráter de la Luna o de Marte, ni siquiera en alguna placa, monumento, jardín o biblioteca. Ellas, que descubrieron enanas blancas, novas, nebulosas y centenares de estrellas: las mujeres que sentaron las bases de la astrofísica moderna

Escrito por María Mercromina

Si queréis leer el artículo completo, aquí tenéis el enlace: LAS CALCULADORAS DE HARVARD