domingo, 22 de octubre de 2017

Jane Austen, biografía.

(Steventon, Gran Bretaña, 1775 - Winchester, id., 1817) Novelista británica. Su padre se encargó personalmente de su educación, en una familia de ocho hermanos. Vivió una vida sin grandes acontecimientos, sólo muy de tarde en tarde realizaba algún que otro viaje a Londres. Tampoco llegó a contraer matrimonio.  Su modo de novelar es apacible, sereno y equilibrado. El ambiente que la rodea, la alta clase rural del sur de Inglaterra, lo describe de un modo minucioso y sutil.  El interés de sus obras reside en los diferentes matices psicológicos de sus personajes, y en la descripción amable y comprensiva del ambiente social de la burguesía acomodada.

Sus seis novelas se agrupan en dos períodos diferentes. Durante el primero, algunas tardaron más de quince años en ser editadas. Fue el caso de Orgullo y prejuicio (Pride and prejudice), considerada la mejor de sus novelas. También Sentido y sensibilidad (Sense and sensibility, 1811) y La abadía de Northanger (Northanger Abbey, 1818). Su segunda etapa creativa empezó en 1811 con obras como El parque de Mansfield (Mansfield Park, 1814), Emma (1816) y Persuasión (Persuasion, publicada póstumamente).  Varias de las obras de Austen han sido adaptadas al cine y a la televisión, destacando las versiones de Sentido y Sensibilidad y la serie de televisión de la BBC dedicada a Orgullo y Prejuicio.


Nuestro próximo libro: Persuasión.

Persuasión es la última novela escrita por Jane Austen, en agosto de 1816, aunque  fue publicada como trabajo póstumo en 1818. Está conectada con La abadía de Northanger no sólo por haber sido publicada junto a ésta, sino porque su historia tiene lugar en Bath, balneario al que Jane acudía en aquella época. Su protagonista, Anne, ve como la vanidad y los perjuicios de la aristocracia se interponen al amor que siente por el capitán Wentworth, enfrentándose a la soledad durante años. Las guerras sucedidas y las hazañas hacen que, el capitán vuelva como un acaudalado hombre y resentido que se encontrará con una Anne  más marchita pero de carácter dulce y bondadoso.


Recomendamos: Un tranvía llamado deseo

Es un drama teatral intenso y magnífico, donde nada sobra. Diálogos duros entre Blanche que intenta buscar comprensión y amabilidad en su frustación, y Stanley, que sólo conoce la violencia para hacerse entender y expresarse. Contando, por supuesto, con el resto de los personajes. Una mujer trastornada y abatida llega a casa de su hermana y su cuñado interfiriendo en la vida de estos.  Cuando la empiezas a leer no puedes dejarla hasta su final.
                                                                                             Laura




Leer Teatro siempre me ha parecido una experiencia única, pero como en toda lectura no cualquier obra te hace vibrar, sentirte parte de ella. "Un tranvía llamado deseo", cumple todas las expectativas imaginables. La historia atemporal, fuerte, dinámica, llena de realismo, cotidianidad, amargura, drama...Los personajes sublimes, aunque destaca por encima de todos Blanche Dubois. Los escenarios fáciles de recrear, casi caminas por el barrio descrito de forma sublime, gracias en gran medida a las increíbles "acotaciones", que te permiten ubicarte en sus calles, estar dentro de la vivienda de Stella y Stanley. Y como no la música. Much@s conocíamos la obra por la fabulosa adaptación cinematográfica de Elia Kazan, pero leerla es otra historia. Simplemente magia.

                                                                                                                                             Mercedes

Bueno, bueno, Un tranvía llamado deseo, pedazo de obra. Al empezar me trasladé a la esquina del edificio Campos Elíseos y ya fue imposible salir del escenario. En varios momentos me he sentido atrapada en ese apartamento claustrofóbico, que describe al detalle el autor . Un tranvía, es un reflejo de la sociedad de la época, el autor no lo adorna, es realista, refleja fielmente un barrio obrero de Nueva Orleans con sus peculiaridades. Toca temas como la homosexualidad, el machismo, la enfermedad mental…me parece muy vanguardista para los años cuarenta. La lectura te atrapa.

Inés

Impresiones del XV guateque lector





Noche para compartir impresiones de la última lectura. Hemos vuelto a reunirnos y, entre comentar el libro, probar esa comida tan rica que cada una de nosotras aportamos, oír la música que oían nuestros protagonistas, ver la adaptación que Elia Kazan hizo de la obra, y cómo no, hablar de nosotras, hemos pasado una noche muy agradable. Es un placer que ya estábamos echando de menos y que nos impulsa a seguir practicándolo.   
                                                                                                                                       Laura

Recuperamos las buenas costumbres. Leer y compartir la lectura alrededor de una buena mesa. Gran noche, gran libro, estupenda película, deliciosos platos. Pero sobre, todo buena conversación, risas, comentarios sobre el libro y sobre nosotras en un ambiente cálido. Este es para mí uno de esos momentos que espero con ganas, me hace sentirme parte de algo creado por y para nosotras, me relaja, aprendo, observo, escucho...cosas que a veces se echan de menos en esta acelerada vida que llevamos. Gracias Laura por la estupenda acogida.                               
                                                                                                                                 Mercedes

Estoy con mis compañeras. Me hacía falta empezar esta temporada de lectura. Para mi  significa compartir lectura y muchas otras cosas más. Es una actividad que recomiendo a todo el mundo. En esta reunión hemos recuperado momentos de charlas y risas. Con la música de fondo y la peli puesta, para comentarla de vez en cuando, esta vez, al ser teatro hemos comprobado que es casi literal la adaptación.  Además Blanche ha dado para mucho, gracias a ella y a los otros personajes hemos hablado de varios temas que han surgido al leer Un tranvía. Ha sido fantástico empezar esta temporada en casa de Laura, es una anfitriona detallista y siempre hace que sea una noche especial.                                                                                                                                                        Inés


lunes, 16 de octubre de 2017

"UN TRANVÍA LLAMADO DESEO" LA MÚSICA QUE NOS ENVUELVE

He elegido la canción "Paper Doll" (Muñeca de Papel) interpretada por The Mills Brothers. Aparece en la obra en la tercera escena, despúes de que Stanley cargue contra Stella y se cree una gran confusión en la casa.
         Aquí dejo la traducción de una de sus estrofas, creo que es muy significativa:

                        Porque eres como veintidós chicas en una
                        Y ninguna de ellas sabe de qué está huyendo.





                                                                                                                       Mercedes
Wien, Wien, nur du allein, es el vals que suena en la radio y Blanche baila con gestos románticos seguida por Mitch en la tercera escena.


                                                                                                                                       Laura



                                                                                                                                     Pepa


Inés

LAS ACOTACIONES EN "UN TRANVÍA LLAMADO DESEO"

Al comenzar la Primera escena la descripción del lugar, del ambiente, es tan potente que nos transporta a ese barrio sin ningún esfuerzo. Aunque he elegido el segundo párrafo todo lo descrito es genial.

"Tarde de primeros de mayo, acaba de caer la noche. El cielo que rodea el edificio blanco, que está en penumbra, es de un azul suave y peculiar, casi turquesa, lo que confiere a la escena una suerte de lirismo que atenúa con dignidad la atmósfera decadente del lugar. Casi se puede sentir el cálido aliento del río marrón que transcurre más allá de los almacenes del puerto fluvial, con su leve fragancia a plátanos y café. El mismo ambiente evocan las melodías de los músicos negros que tocan en el bar que está a la vuelta de la esquina. En esa parte de Nueva Orleans es normal estar casi siempre a la vuelta de la esquina, o a unas puertas más abajo, de un pequeño piano tocado con la enamorada fluidez que poseen los dedos morenos. Este "piano de los blues" expresa sel espíritu de la vida del lugar".
                                                                                                                                Mercedes  


En la undécima y última escena, ésta acotación resume la disposición de cada uno de los personajes.


(Súbitamente, da un respingo y empieza a retroceder escalones abajo. Se detiene junto a Stella, que está pasado el umbral de la puerta, y habla con un susurro aterrador. “La varsoviana” suena en la distancia. Stella mira a Blanche. Eunice sostiene a Stella por el brazo. Hay un momento de silencio en el que no se oye nada excepto el ruido que hace Stanley al barajar. Blanche contiene la respiración otra vez y vuelve a entrar en la casa. Tiene una sonrisa peculiar, los ojos muy abiertos y una mirada brillante. En cuanto su hermana pasa a su lado, Stella cierra los ojos y los puños. Para consolarla, Eunice la envuelve con sus brazos. A continuación sube a su casa. Blanche se detiene en el umbral de la puerta. Mitch sigue con la cabeza agachada, como si se mirase las manos, que tiene apoyadas en la mesa, pero los otros tres hombres la miran con curiosidad. Por fin, Blanche rodea la mesa y se dirige al dormitorio. Al hacerlo, Stanley, de pronto, retira su silla y se levanta como si quisiera impedirle el paso. La Enfermera va detrás de ella). 
                                                                                                                                     Laura


La noche de póquer. Semeja un cuadro de Van Gogh: unos billares de noche. La cocina sugiere esa especie de brillo chillón y al mismo tiempo pálido de la noche, los colores puros del espectro de la infancia. Encima del hule amarillo de la mesa cuelga una lámpara con una pantalla de un verde muy vivo. Los jugadores de póquer -Stanley, Steve, Mitch y Pablo-llevan camisas de colores- azul vivo, morado, de cuadros blancos y rojos y verde pálido-. Son hombres en la cumbre de su masculinidad física, tan toscos y directos y poderosos como los colores primarios. Sobre la mesa hay apetitosas rajas de melón, vasos y botellas de whisky. El dormitorio está en penumbra, sólo recibe la luz que se filtra entre las cortinas y a través de la ancha ventana de la calle.  Por un momento, la escena permanece en silencio, mientras se reparten las cartas.
                                                                                                                                      Pepa




Al leer el  comienzo de la décima escena, me produjo tristeza por la decadencia, Blanche está a punto de caer, casi está más en su mundo de fantasía que en la realidad.

Décima escena
 


Esa misma noche, pocas horas después
Blanche ha continuado bebiendo desde que se fue Mitch se marchó. Ha arrastrado hasta el centro del dormitorio el baúl con su ropa. Está totalmente abierto y se ven algunos vestidos con flores. La bebida y el trabajo de hacer el equipaje la han producido una especie de alegría histérica. Se ha puesto un traje de noche de seda blanca, más bien un poco sucio y calza mediocres zapatillas de tacón alto. Ahora está ante el espejo y se coloca en la cabeza una tiara barata mientras habla muy exaltada como si estuviese rodeada de admiradores espectrales.

Inés

 

domingo, 15 de octubre de 2017

Un TrAnVíA LlaMaDo dEsEo: AcTiViDaDeS


Primera actividad: las acotaciones

"La noche de póker
Semeja un cuadro de Van Gogh: unos billares en la noche. La cocina sugiere esa especie de brillo chillón y al mismo timpo pálido de la noche, los colores puros del espectro de la infancia..."
Mediante las acotaciones Tennessee Williams logra que viajemos en un tranvía llamado deseo...
La priemra tarea consistirá en escoger una acotación que nos haya atraído especialmente.

Segunda actividad: la música

En la primera página de la obra, Tennessee Williams nos ambienta rápidamente a Nueva Orleans de los años 40 a través del piano y la trompeta de "el piano de los blues".

Para la segunda actividad nos trasladaremos al barrio de los Kowalski a través de la música. El autor hace referecia a varios autores y canciones.


martes, 26 de septiembre de 2017

Tennessee Williams, biografía.

Thomas Lanier Williams (Columbus, EE UU, 1911 - Nueva York, 1983), más conocido por el seudónimo Tennessee Williams, fue un dramaturgo, poeta y novelista estadounidense. Miembro de una familia puritana sureña, desde muy joven sintió vocación por el teatro. Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Iowa el mismo año en que estrenó, sin éxito, su primera obra teatral. Fruto de una decepción amorosa, a los once años había empezado a escribir, tomando como modelos a Chéjov, D. H. Lawrence y el poeta simbolista Hart Crane.
Sus primeras piezas fueron interpretadas por un grupo del sur de los Estados Unidos. Vivió la bohemia de Nueva Orleans, hasta que, movido por un sentimiento de culpabilidad hacia su hermana, que había sufrido una lobotomía, escribió el que sería su primer gran éxito teatral, El zoo de cristal (1944). La intriga es escasa en sus obras, sus personajes se hallan frecuentemente enfrentados con la sociedad y se debaten entre conflictos de gran intensidad, en los que terminan por aflorar las pasiones y culpas, centrándose en la expresión desgarrada de los personajes, inmersos en un ambiente opresivo, y cuyos diálogos transmiten poesía y sensualidad.
El escenario más frecuente para sus creaciones es el sur, como en su famosa pieza La gata sobre el tejado de cinc (1955). Sus obras alcanzaron durante los años cincuenta un renombre internacional, casi todas las de esos años fueron llevadas al cine, con guiones del mismo Tennessee Williams en la mayoría de los casos, y sus versiones obtuvieron, igualmente, un gran reconocimiento, convirtiéndose en el dramaturgo del que más piezas se han visto en la pantalla.  Sin embargo, tras esta etapa dorada siguió una época dura para Williams. En 1975 publicó sus Memorias. Murió solo en una habitación de hotel, tras ingerir un tubo de pastillas contra el insomnio. A lo largo de su vida recibió diversos premios, entre ellos dos veces el Pulitzer.  

Nuestro próximo libro: Un tranvía llamado deseo.

   Un tranvía llamado Deseo (1947), es una obra clásica de teatro del dramaturgo Tennessee Williams. Cuenta la historia de Blanche DuBois, una dama sureña con delirios de grandeza, refugiada en un mundo inventado, presumida, altanera y desequilibrada, y Stanley Kowalski, su rudo cuñado, miembro de la clase inmigrante proletaria, que en esos tiempos incrementaba su influencia y determinación en la sociedad norteamericana. Está considerada una de las obras más importantes de la literatura estadounidense, y fue ganadora en 1948 del Premio Pulitzer en la categoría de Drama.

   
     Se estrenó en Broadway el 3 de diciembre de 1947, dirigida por Elia Kazan y protagonizada por Marlon Brando, Jessica Tandy, Kim Hunter y Karl Malden. La obra fue nominada y ganó dos premios Tony. Posteriormente, fue llevada a la gran pantalla y dirigida también por Elia Kazan, ganando varios premios.

Estamos de vuelta!!


Con la llegada del otoño, aquí estamos. Hemos vuelto dispuestas a emprender una nueva etapa lectora. Aunque no nos hemos alejado de los libros durante las vacaciones, es hora de retomar la lectura juntas, de leer en soledad, enriquecernos con nuevas historias pero compartirlas entre nosotras. Estamos deseando abrir página y transmitir con entusiasmo lo que nos aporta cada lectura a la morada que compone nuestras vidas. Empezaremos a navegar por la biblioteca en busca de algún libro que contenga alguna frase que, como decía Cervantes, nos espera para seguir dándole sentido a la existencia.